martes, 22 de agosto de 2017

Rumi's Poem (spanish)





Este poema místico es una ofrenda de Rumi a su bienamado maestro espiritual Shams al-Din Tabriz, el fué el Sol (shams-sol) que iluminó el corazón de su amigo para que bebiera la resplandeciente gracia de Allah. Esta relación Maestro-discípulo es un misterio, nada podemos decir de ello, salvo mirar perplejos las marejadas de amor que Rumi despertó en su alma y que golpean nuestros corazones para que busquemos también su Fuente.

Jalaludin Rumi ¿Qué Seré?

lunes, 6 de febrero de 2017

Miedo ¿Porque vienes?




MIEDO!!!...¿PORQUE VIENES
-¡Miedo…! ¡¿Por qué vienes…?! ¡¿Por qué me persigues…?!
¡¿Por qué siempre acechas tras de los espejos,
con tus nebulosas sombras espectrales
de fobias…, de traumas…, y antiguos complejos…?!

-“¡Yo soy el guardián de tu ser oscuro,
y hago mi trabajo cotidianamente…!
¡Soy las telarañas que hay en tu cabeza…!,
no estoy allí afuera…: ¡estoy en tu mente!”

“Mas no te equivoques: mi misión es noble…;
cada vez que llego, yo te desafío:
¨¿seguirás huyendo…, o por fin ahora
pondrás cara a cara tu rostro y el mío…?¨ ”

“Cuando tu me enfrentas…¡allí me disuelvo!...,
¡porque tu coraje me quita el poder!,
te das cuenta entonces que soy ilusorio…,
que tan sólo estaba en tu forma de ver…”

“¡Ah…si tu supieras que fácil me rindo…!
¡Soy espuma pura…tigre de rebaño…!
¡Soy como ese cardo que cuando lo aprietas,
se rompen sus pinchos sin hacerte daño…!”

“Y por cada miedo que vas disolviendo,
un rayo de luz llega a abrillantarte…,
hasta que un buen día…un hermoso día…
¡no habrá nada…nada…que pueda asustarte…!”

domingo, 29 de enero de 2017

El viene siempre


EL VIENE SIEMPRE


¿No oiste los pasos silenciosos?
Él viene, viene, viene siempre.
En cada instante y en cada edad,
todos los días y todas las noches,
Él viene, viene, viene siempre.
He cantado en muchas ocasiones y de mil maneras;
pero siempre decían sus notas:
Él viene, viene, viene siempre.
En los días fragantes del soleado abril,
por la vereda del bosque,
Él viene, viene, viene siempre.
En la oscura angustia lluviosa de las noches de julio,
sobre el carro atronador de las nubes,
Él viene, viene, viene siempre.
De pena en pena mía,
son sus pasos los que oprimen mi corazón,
y el dorado roce de sus pies
es lo que hace brillar mi alegría.
Rabindranath Tagore)




Renacer Musica